Buscador
Ver revista digital
Destacado

Historia del vestido de novia: evolución a través de las épocas

Historia del vestido de novia: evolución a través de las épocas
Marie Antoinette

El atuendo nupcial que conocemos hoy en día es muy diferente de cómo era siglos atrás. Así es cómo ha cambiado a través del tiempo.

La historia del vestido de novia es fascinante y rica, reflejando cambios culturales, sociales y económicos a lo largo del tiempo. Desde la antigua Roma hasta la actualidad, las distintas épocas y estilos que han definido el atuendo nupcial son pura inspiración.

Este vestido tan especial se usa una vez y luego la novia lo guarda para recordar, porque es casi imposible volverlo a usar. Sin embargo, no siempre fue así, tanto el color blanco como la idea de una prenda especial para el gran día es una invención moderna.

De hecho, los primeros indicios de que existió un vestido de novio se remontan desde Babilonia. Entonces, se llevaba a las jóvenes a una especie de mercado de esposas, donde las mujeres eran escogidas de acuerdo con su belleza, por lo tanto, se vestían para la ocasión. Gracias al cielo, hoy en día es muy diferente.

Por otro lado, en Egipto, las novias llevaban una falda larga con una túnica azul encima, la cual simbolizaba la eternidad, y portaban una especie de tocado de rayas en el cabello.

Acompáñanos en este viaje a través de la historia del vestido de novia.

1. Antigua Roma y Grecia

En la antigua Roma y Grecia, las novias solían vestir túnicas largas y sencillas llamadas peplos (en Grecia) y stolas (en Roma). Además, éstas estaban ajustadas con un cinturón en un nudo hercúleo que simbolizaba virginidad y solo podía ser desatado por su ahora marido en la noche de bodas. Estas prendas eran generalmente blancas, simbolizando pureza y sencillez. También llevaban un velo y sandalias de color rojo por el fuego de Vesta, la diosa del hogar y la fidelidad. Pero, eso no es todo, el peinado también era muy importante, con seis trenzas en honor a las vírgenes vestales junto a una corona de lirios, trigo, romero y mirto, los cuales representaban la fertilidad, virilidad, pureza y larga vida.

En cambio, las novias griegas también llevaban túnicas de lino con un manto drapeado y una corona de laurel o flores en honor a Afrodita, la diosa del amor.

2. Vestidos de novia en la Edad Media (siglos V-XV)

Durante la Edad Media, el vestido de novia no tenía un color específico. Las novias de familias nobles vestían sus mejores atuendos, a menudo confeccionados con telas ricas y colores vivos, como el rojo, el azul y el verde. La elección de estética en los colores y materiales como el terciopelo, bordados y brocados, reflejaba el estatus social y la riqueza de la familia.

Historia del vestido de novia: evolución a través de las épocas
Boda de Eduardo IV con Elizabeth Woodvile en 1464

3. Vestido de novia en el Renacimiento (siglos XV-XVIII)

En el Renacimiento, el atuendo nupcial se volvió más elaborado y lujoso. Se utilizaban telas como el terciopelo y la seda, adornadas con bordados y encajes. Las novias de la nobleza solían optar por colores ricos como los pastel y detalles ornamentales, por ejemplo, diamantes y piedras preciosas. El vestido era un símbolo de poder y riqueza de la familia, más que de pureza.

Vestido de novia del renacimiento
Ever After: A Cinderella Story

4. Siglos XVI, XVII y XVIII

En los siglos XVI y XVII el blanco puro se fue popularizando junto al champagne y el blanco roto, los cuales simbolizaban pureza y refinamiento. De esta forma, uno de los primeros vestidos de novia blancos fue portado por la princesa Philippa de Lancaster en 1406. Se trataba de una túnica y manto de seda blanco bordado.

boda siglo XVI the tudors
The Tudors, boda de Enrique VIII con Ana Bolena

En cambio, el siglo XVIII, los vestidos de novia continuaron siendo coloridos y suntuosos, mientras que los velos de novia se convirtieron en un imprescindible para las nupcias. Pero, para la clase baja el azul comenzó a ganar popularidad, simbolizando la fidelidad, al igual que el rosa. Las siluetas eran amplias y voluminosas, con faldas anchas y corsés ajustados que realzaban la figura femenina.

vestido de novia de maria antonieta
María Antonieta

5. Siglo XIX

El cambio más significativo en la historia del vestido de novia ocurrió en el siglo XIX, cuando la Reina Victoria de Inglaterra se casó con el Príncipe Alberto en 1840. Ella eligió un vestido blanco de satén con encajes, combinado con un largo velo y cabello adornado con una corona de azahares, marcando una tendencia que perdura hasta hoy. Así que, este estilo se extendió a toda Europa.

Además, se pone de moda entre las novias ricas el uso del mariñaque. El blanco se convirtió en el símbolo de pureza e inocencia, y esta elección influyó enormemente en las futuras novias.

Historia del vestido de novia: evolución a través de las épocas
Retrato de la reina Victoria

6. Principios del Siglo XX

En las primeras décadas del siglo XX, los vestidos de novia reflejaron los cambios sociales y la moda de la época, hasta entonces el color blanco estaba reservado para las mujeres de alta sociedad, y a diferencia de unas pocas, el color negro era para las novias. Comenzando el siglo, la silueta S era la que reinaba, la cual consiste en marcar la cintura hasta las caderas, para después ensancharse en forma de campana. Sin embargo, en 1910, regresa el corte imperio, muy popular un siglo antes. Se caracteriza por las líneas rectas, sencillos y cómodos con mangas largas y cuellos cerrados.

vestido de novia a principios del siglo XX
Downton Abbey

En cambio, en los años 1920, los vestidos adoptaron siluetas rectas y más cortas, influenciados por el estilo flapper, con flecos bailarines, amplios escotes en V y collares largos.

7. De 1930 y 1940

Para los años 1930, el vestido de novia blanco con el velo y el ramo de flores se volvió canon, convirtiendo este estilo en la norma para las novias. También las mangas abullonadas se adaptan a la época, junto con los broches y casquetes. Así que, en 1940, los vestidos retomaron una apariencia más clásica y elegante, con largas caudas y velos.

vestidos de novia 1930
Wikipedia

No obstante, durante la Segunda Guerra Mundial, las mujeres volvían a usar sus mejores galas para el día de su boda. Ya en la post guerra, se busca recuperar la sofisticación del siglo pasado, con cinturas muy marcadas y volumen en las faldas. Por ello, el vestido princesa regresa para quedarse.

Boda de Isabel II con Philip Mountbatten en 1947
Boda de Isabel II con Philip Mountbatten en 1947

8. 1950 y 1960 la post guerra

La década de 1950, influenciada por la figura de la actriz Grace Kelly, trajo de vuelta los vestidos de novia con siluetas de cintura ajustada y faldas voluminosas. También, gracias a Dior y su New Look, se usan escotes corazón, guantes de seda, encajes, una cauda larga y el velo que cubre todo el rostro.

historia del vestido de novia 1950
Dior

En cambio, los años 1960 vieron una diversidad de estilos, desde los vestidos cortos y sencillos influenciados por el minimalismo y la sobriedad, con mangas tres cuartos o terminadas en puños, cuellos baby y velos cortos, hasta los diseños más tradicionales y elaborados.

vestido de novia 1960
Priscilla

9. Décadas de 1970 y 1980

Los años 1970 reflejaron la era del boho chic, con vestidos más sueltos y naturales, como los camiseros, mangas de campana, y a menudo adornados con flores y encajes, influenciados por el movimiento hippie.

Farrah Fawcett vestido de novia
La boda de Farrah Fawcett con John Majors en 1973

En contraste, los años 1980 fueron dominados por el exceso y la opulencia, popularizados por el vestido de la Princesa Diana, con mangas abullonadas, grandes volúmenes y largos velos. Por lo tanto, la época se asocia con la idea de “vestido merengue” por sobrecargar de adornos.

vestido de novia de lady di

10. Bienvenida al nuevo siglo: 1990 y 2000

En los años 1990, los vestidos de novia tendieron a simplificarse, adoptando líneas más limpias y minimalistas.

victoria beckham
Victoria Beckham

Para los 2000, hubo una mezcla de estilos, desde vestidos tradicionales hasta diseños más modernos y vanguardistas, con el resurgimiento de detalles vintage.

11. Década de 2010 hasta la Actualidad

En la última década, los vestidos de novia han experimentado una gran diversidad en estilos. Se ha visto una tendencia hacia la personalización y la individualidad, con novias eligiendo desde vestidos clásicos y románticos hasta opciones más atrevidas y modernas de colores, como rosa, azul, rojo y hasta negro. Los diseñadores han incorporado elementos como encajes intrincados, siluetas ajustadas y cortes únicos.

La historia del vestido de novia es un testimonio del cambio constante en la moda y las tradiciones culturales. Desde las túnicas sencillas de la antigua Roma hasta los diseños contemporáneos más audaces, el vestido de novia ha evolucionado, reflejando los valores y tendencias de cada época.

Relacionado:

autor Creyente del amor verdadero y la magia de encontrarlo. Cursi y geek de clóset. Amante del cine, las series y las sagas. Siempre digo que al cambiar tu cabello, cambiará tu vida.