Buscador
Ver revista digital
Actualidad

Regresa el desfile de Victoria’s Secret, ¿por qué estaba cancelado el show de lencería más famoso del mundo?

09-03-2023, 5:51:00 AM Por:
nupciasmagazine.com
© Depositphotos

Tras cuatro años de ausencia, vuelve el desfile de Victoria’s Secret para diciembre de 2023, luego de múltiples escándalos y bajas ventas. ¿Qué cambios hará la marca?

Después de la caída de los ángeles ¿Victoria’s Secret logrará renovarse? Es la pregunta que tanto consumidores, empresarios y fanáticos de la moda piensan. ¿Ya es muy tarde para empezar a hablar de inclusión en pleno 2023? ¿Se podrá recuperar de la crisis que ha perseguido a la marca durante años? Regresa el desfile de Victoria’s Secret en 2023.

La firma anunció, luego de su reporte de ganancias anuales, que está tratando de renovar la famosa producción del desfile que estuvo presente durante 23 años consecutivos. Sin embargo, luego de que en 2018 tuviera su nivel más bajo de audiencia y aceptación, solo 3,3 millones de espectadores, y perdiera en el mismo año 50% de su valor, tras cuatro años de ausencia, vuelven los ángeles, o algo muy parecido…

“Vamos a seguir apoyándonos en el gasto de marketing para invertir en el negocio… y también para apoyar la nueva versión de nuestro desfile de moda, que ocurrirá a finales de este año”, confirmó el director financiero de la marca, Timothy Johnson.

La marca de lencería ha cerrado a la baja el 2022, con una caída del 6,5% en sus ventas y del 46,1% en sus beneficios. Es decir, en cifras, la empresa facturó 6.344,3 millones de dólares ese año, mientras que su beneficio se ha situado en 348,1 millones de dólares, casi la mitad de lo que ganó en 2021.

¿Por qué estaba cancelado el show de lencería más famoso del mundo?

Diversos factores se juntaron para la estrepitosa caída de la marca. Entre ellos, uno de los principales fueron las declaraciones del exdirector de marketing de L Brands, la empresa matriz de Victoria’s Secret, Edward Razek a la revista Vogue. Se le preguntó en 2018 si el espectáculo necesitaba una revisión de su estética de solo ‘bombas sexys’, y si alguna vez consideraría presentar más diversidad en las modelos, como mujeres trans o plus size en el desfile de Victoria’s Secret. Desafortunadamente, Razek cotestó a la periodista Nicole Phelps “No creo que debamos hacerlo. Porque el show es una fantasía. Es un especial de entretenimiento de 42 minutos. Eso es lo que es”.

Razek, fue acusado en 2020 en un artículo de investigación del New York Times, de crear una “cultura de misoginia, intimidación y acoso”, titulado “’Angeles’ en el infierno: la cultura de la misoginia dentro de Victoria’s Secret”. En esta, más de 30 empleados, modelos, contratistas y hasta ejecutivos denunciaron las prácticas de la empresa, en la cual el acoso, la misoginia y el comportamiento machista estaba a la orden del día.

Por otro lado, el CEO de la compañía en 2019, Les Wexter, según informes, tenía estrechos vínculos con Jeffrey Epstein, quien fue acusado de tráfico sexual de menores, el cual murió sospechosamente en su celda antes del juicio.

El declive y la competencia

Los medios no se quedaron atrás con las críticas, por ejemplo, Business of Fashion lanzó el artículo “La sociedad ha cambiado. Victoria’s Secret no” en 2018, que resumía toda la raíz del problema de la empresa y cómo era percibida por los posibles consumidores.

Eso mismo se vio reflejado en los números, desde 2016, las ventas cayeron poco a poco. Mientras la competencia se mostraba más coherente con los tiempos en los que vivimos. Hablamos de la firma de lencería de Rihanna, Savage X Fenty, quien no desaprovechó la oportunidad y el hueco que dejó Victoria’s Secret, para tener una filosofía completamente distinta. La marca de la cantante se ha destacado desde su comienzo por ser incluyente, femenina y real. Así, ha atraído a los consumidores.

Ahora, los desfiles con super modelos de rostros y cuerpos perfectos, en una idea de feminidad idealizada atravesada por la mirada y deseo masculino, no caben con las nuevas generaciones que buscan inclusión, diversidad y belleza real.

Así que, en 2019, el show de los ángeles, considerado como “el Super Bowl de la moda”, tras meses de especulaciones, anunció el fin de sus desfiles.

La rebelión de los “ángeles”

Ese mismo año, Edward Razek renunció a su puesto, lo cual pudo traer un poco la luz al final del tunel de la marca de lencería. Él fue el encargado de desarrollar el desfile anual e inventó el concepto de “ángel”. Además, en 2019, la modelo Bella Hadid, desfiló para Savage X Fenty, la competencia directa, y afirmó que nunca se había sentido tan sexy antes de ese momento.

El motivo es que Razek indicaba cómo moverse y qué actitudes tomar a las modelos al desfilar, mientras que en la marca de Rihanna, solo les pedía que hicieran aquello que las ayudara a sentirse sexis.

Sin embargo, Bella no fue la única en sincerarte respecto a Victoria’s Secret. En 2018, Adriana Lima, “colgó sus alas” y no volvió a trabajar como ángel al asegurar que estaba harta de la dictadura de la perfección y de las presiones sobre su físico. “No volveré a quitarme la ropa por una causa vacía”, declaró en su momento.

También, Gisele Bündchen, quien trabajó con la marca desde los 19 años, confesó en su autobiografía que luego de desfilar por años en ropa interior se sintió incómoda. “Me sentía cada vez menos relajada cuando me fotografiaban caminando por la pasarela con un solo un bikini o una tanga”. Además, en el mismo libro, confesó que sufrió ataques de pánico y hasta tener pensamientos suicidas mientras estaba en la cima de su carrera como modelo.

s_bukley/ImageCollect.com Depositphoto

Los intentos por reestructurar el desfile de Victoria’s Secret

En el año del declive para la marca, esta intentó mejorar su imagen con la contratación de Ali Tate Cutler, el primer ángel curvy, y May Simón Lifschtiz, las primera modelo trans. Pero esto no funcionó.

En 2020, L Brands vendió la marca a Sycamore Partners por más de mil millones de dólares, en un último intento por salvar la firma. Luego en 2021, lanzó la campaña VS Collective con la modelo pluz size Paloma Elsesserla activista LGBTQ+ Valentina Sampaio y la futbolista Megan Rapinoe.

Otro ejemplo de la reestructuración fue la contratación en 2022 del primer modelo masculino de Victoria’s Secret.

Actualmente, la nueva Victoria’s Secret quiere desvincularse de la antigua y empezar de nuevo. Desde las decisiones con los modelos, hasta el lenguaje, ya que los ángeles ya no serán llamados así. El próximo desfile tendrá muchos ojos mirando si de verdad hay un cambio de raíz y está siendo coherente con un mundo totalmente diferente al de sus comienzos.

Aunque nos quedamos con una duda, si Victoria’s Secret tuvo que cambiar por las tendencias ¿qué pasará cuando se vuelvan a modificar? ¿Cuál es la filosofía de marca y su sello personal? Solo el tiempo y el desfile de Victoria’s Secret de 2023 lo dirán

Relacionado:

autor Creyente del amor verdadero y la magia de encontrarlo. Cursi y geek de clóset. Amante del cine, las series y las sagas. Siempre digo que al cambiar tu cabello, cambiará tu vida.